El proceso de una estrategia de inbound marketing

//El proceso de una estrategia de inbound marketing

El proceso de una estrategia de inbound marketing

Cada acción de marketing tiene un proceso que divide en varias fases, como ocurre con el inbound marketing. En esta ocasión, nos referimos al contenido, a cada fase del mismo y cuál es el cometido de cada una de ellas. Quizás, es algo en lo que muy pocas personas se han fijado y tiene un significado realmente importante. Os enseñamos sus fases de contenido.

  1. Acaparar atención

La primera fase se desglosa en un conjunto de acciones que tienen como fin atraer tráfico, consumidores. Para ello utilizaremos el marketing de contenidos, las redes sociales, el posicionamiento SEO, etc. Básicamente, queremos atraer o acaparar miradas en la web, por lo que todo lo que nos permita conseguir más y más “mirones”, es el cometido de esta fase.

  1. Convertir

Una vez que hemos atraído a las masas a nuestra página web, llega la hora de convertir simples usuarios en clientes. Mucha gente se confunde cuando hablamos de clientes, para ser clientes no tienen que pagar un precio cierto, sino convertirse en un suscriptor, por ejemplo. En este caso, la conversión se efectúa cuando el usuario se suscribe en nuestro Newsletter para descargar un eBook.

Cuando el visitante hace esto, se convierte en nuestro cliente porque tenemos su email en cartera y, por consiguiente, todos sus datos personales.

  1. Educar

Con el cliente ya afianzado, se procede a educar al mismo con una serie de estrategias que varían según lo que vendamos u ofrezcamos. Podemos educar al cliente de muchísimas formas, las cuáles no nombraré porque no es el objeto del artículo. A modo de ejemplo, podemos educar a nuestro cliente mediante envío de información a través de nuestro boletín informativo (Newsletter).

  1. Fidelizar

Fidelizar, en este caso, significa mantener y conservar al cliente por todos los medios. Tampoco hace falta que seamos drásticos, no tenemos que vender nuestra alma al diablo para conseguirlo. Para fidelizar a nuestro cliente, lo que más nos vale es mantenerle contento o satisfecho, es decir, no bajar ni el ritmo del contenido, ni su calidad.

El gran problema de las páginas web y tiendas online reside en esta fase, ya que es complicado retener a un cliente con toda la competencia que existe en internet. Por tanto, centrad todas vuestras fuerzas en la fase de fidelización porque marcará un antes y un después en vuestros portales o negocios online.

By | 2018-04-20T19:03:22+00:00 junio 14th, 2018|Categories: Articulos|0 Comments